Blogger Template by Blogcrowds

LA HORA DE LOS LIBROS


La muestra, inaugurada en Oviedo, acoge las «joyas» más destacadas de 12 bibliotecas públicas y privadas y estará abierta al público hasta el 30 de noviembre.
La sala de arte del Banco Herrero da una vuelta de tuerca a su calendario de exposiciones y presenta en esta ocasión una espléndida muestra centrada en el patrimonio bibliográfico asturiano. Se puede decir, por tanto, que es la hora de los libros, conectando a su vez título a la muestra: «Las horas de los libros. El esplendor de las colecciones bibliográficas asturianas».
La selección, realizada por Ramón Rodríguez, comisario de la muestra, incluye casi dos centenares de obras entre las que hay que destacar 15 códices (manuscritos), diez incunables (obras del siglo XV), 43 obras impresas en el siglo XVI y 28 del siglo XVII. El resto, un total de 129, fueron editadas en los siglos XVIII y XIX, con la excepción de dos o tres que fueron impresas en el siglo XX.
Para reunir esta importante colección contó con los fondos de las siguientes bibliotecas: Catedral de Oviedo, Seminario, Universidad, Biblioteca Pública de Asturias y Biblioteca Pública Jovellanos de Gijón, Fundación Selgas, Museo de Bellas Artes de Asturias y Real Instituto de Estudios Asturianos. A ellas hay que sumar otras cuatro de carácter privado: las de Alberto Valdés, Casariego, Ángel Bueres y Borja Bordíu. De todas ellas hay importantes obras en la muestra, algunas especialmente significativas, como sucede con la presencia de dos de los únicos seis libros de «El Quijote» que se editaron en 1605. Uno de ellos tiene especial relevancia por haber sido corregido por el propio Cervantes.

La muestra incluye también las tres primeras obras impresas en Oviedo, así como un libro de grabados de Piranesi, procedente de la Fundación Selgas; una primera edición de «La Dorotea», de Lope de Vega y la primera Biblia en español, obra de judíos españoles y portugueses, y la Biblia Políglota de Amberes, considerada una de las empresas tipográficas más destacadas del siglo XVI y de toda la historia de la imprenta, ya que se trata de un verdadero monumento tipográfico.

Otra de las curiosidades de la muestra es el primer libro que se conoce sobre la cueva de Covadonga. Publicado en Bruselas, en 1635, y escrito en latín, incluye tres grabados, uno de ellos representando a la virgen de Covadonga. Fue adquirido en 2003 en subasta por el Principado e incorporado a la colección de la Biblioteca de Asturias.
Forman parte de ese escogido conjunto de libros de primer nivel, la quinta obra impresa en España, «Glossae Ordinamenti de Briviesca et Alcala, de 1473», y «El baladro del Sabio Merlín» de 1498, propiedad de la biblioteca de la Universidad de Oviedo.
Dividida en siete apartados, se inicia con el dedicado a «El libro divino y la ciudad de Dios», donde se encuadran las Biblias ya citadas o el breviario ovetense y el misal ovetense. Otro apartado es el titulado «La Ciudad de los hombres», donde figura el Libro de Arquitectura de León B. Alberti, o el impresionante volumen elaborado para la boda de Felipe V e Isabel de Farnesio, una especie de mosaico en el que se suceden diferentes escenas con los asistentes. También se muestra un exquisito volumen del Museo de Bellas Artes de Asturias dedicado a «Los ingenios: colección de vistas de los principales ingenios de azúcar de la isla de Cuba», con láminas de E. Laplante.
«El Libro de la ciencia» y «Otros mundos» son quizá los apartados más vistosos de la muestra. Láminas a todo color de botánica o paleontología, así como mapas y monumentos de época, como los que representan los grabados de Piranesi, sirven para añadir imágenes a los textos protagonistas de la mayor parte de los volúmenes.

En «Los hechos de los hombres» encontramos «La España artística y monumental» de Jenaro Pérez Villaamil y en «Donde nace la lengua» se abre un periodo que guarda las mejores creaciones de nuestra historia literaria y artística, donde encontramos la primera edición de «La gramática de la lengua castellana», de 1771, y el primer diccionario de autoridades de la Academia de 1726. El séptimo apartado es el dedicado a «El reino de la imaginación», con manuscritos de Palacio Valdés y Pérez de Ayala.

La exposición fue presentada por el viceconsejero Jorge Fernández León y el director de la Fundación Banco Sabadell, Miquel Molins, a los que acompañó Ramón Rodríguez, comisario y director de la Biblioteca de la Universidad. La Consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, asistió a la inauguración.

(Fuente: La Nueva España)

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal