Blogger Template by Blogcrowds

MEJOR HOY QUE MAÑANA; NADINE GORDIMER





MEJOR HOY QUE MAÑANA, editorial Acantilado,  el nuevo libro de Nadine Gordimer ( Gauteng, 1923), Premio Nobel de literatura en 1991.

Nadine Gordimer incesante luchadora contra el apartheid a su 90 años pone de nuevo la atención en Sudáfrica aunque sea muy diferente a la Sudáfrica que aparecía en otras novelas suyas  como: Un invitado de honor (1970) o El conservador (1974).







Todo surge de la creación del personaje. Los escritores somos excepcionalmente observadores, en eso somos un poco como los niños. Nosotros no nos fijamos sólo en lo que se  está diciendo, también observamos el lenguaje corporal. Y todo eso lo utilizamos para crear a personajes que respiran vida. Toda escritura es un viaje de descubrimiento. Estamos investigando en la vida de distintas personas, en distintas circunstancias y edades. Es un viaje al misterio de lo humano. Es lo que encuentras en los grandes autores, los que me han iluminado, de Tolstoi a Shakespeare o Proust. Los escritores tenemos que tener esa facilidad para meternos en la piel de otras personas que no tienen nada que ver contigo. Si no sabes penetrar en la intimidad de tus personajes, no eres un escritor.

Extracto del artículo de Juan Sardá aparecido en EL CULTURAL  8/11/2013 

ARTE Y ROMANCE; MOISÉS MORI


 
 




El próximo martes día 12, a las 19:00 horas en la librería Cervantes de Oviedo, presentación del libro ARTE Y ROMANCE de Moisés Mori.












Si eres viejo

                     y tienes gafas

y meriendas bizcocho-¡qué bizcocho!-

en la cafetería,

y tu mujer

-¡qué mujer, qué levadura!-

moja una rebanada en el café

y se chupa los dedos

y las pulseras;

y si (en la cara se te nota)

padeces del corazón

o la sangre apenas circula

(ya se ve que no bebes)

o has superado un trombo

la pérdida del oído

o la muerte de un hijo,

entonces,

              mi viejo, mi caricatura

mi infame simulacro,

entonces ¿a qué tomas ese dulce?

¿Qué esperas de la vida?

¿La hora de la merienda?



Y tu mujer-vieja perla de esta estancia-

¿se conforma con relamerse, con ver

la televisión digital

y acordarse de cuando era guapa?



Te contemplo en la cafetería:

la cara colorada, los lentes,

                                           esa inconsciencia

y pienso en mi vida:

                              tan triste

tan increíble y penosa.

No hay salida -me dices sin querer.

Y yo te creo. Mi rebeldía

es solo vergüenza ajena, amor propio.

Al menos te desprecio. Otra mesa:

una caña, hacer tiempo, mala sangre

picar los cacahuetes (como el mono);

sin embargo no llego

                                  a convencerme

de que escribir versos

ser poeta

               -¡qué poeta!-

sea otra cosa

que mojar pasteles

chupar oro, endulzar la píldora.

Intervalo

desgarro

demora

sala de espera

el hocico.

Y risas. Risas

 

Arte y romance, Moisés Mori, KRK


 


1.-Lenguaje: no es la herramienta del escritor. Es más bien un terreno de juego. O un campo de batalla. En el que llevamos las de perder. El lenguaje hegemónico se impone con nuestro descuido, cargado de significados que tal vez no deseábamos. Si no te acercas a él con tensión, con desconfianza, al final solo reproduces ese lenguaje. Que siempre es el del poder. Crees que el lenguaje te sirve, y acabas sirviendo tú al lenguaje. (Y lo dice alguien que más de una vez ha sido siervo cuando creía ser señor).

2.-Tiempo: la materia prima de toda narración es el tiempo. Y no hablamos de cronología, ni de cuidar que al lunes le siga el martes. El tiempo es el que da densidad a lo narrado, lo dilata o contrae, lo deforma, lo hace vivo. El tiempo narrativo, ajeno a las leyes físicas habituales, un territorio cuyas dimensiones y leyes decides tú. (Y lo dice alguien que todavía a veces confunde el tiempo narrativo con el cronológico).

3.-Voz: quién cuenta. Desde dónde cuenta. Encontrar el punto de vista, y el tono de esa voz, es tener ya media novela. No acertar en encontrarlo garantiza el fracaso. (Y lo dice alguien que ha vuelto a la casilla de salida varias veces por ese motivo).

4.-Ritmo: el de la escritura, que será el de la lectura. En las mejores novelas, hasta la escritura de apariencia más plana se sostiene sobre un ritmo cuidado. La prueba de la lectura en voz alta sigue siendo válida. (Y lo dice alguien que tiene decenas de páginas que no resisten esa prueba).

5.-Diálogos: cuántas buenas historias se malogran por un torpe uso del diálogo. Los personajes no dicen en los diálogos, no más que con sus acciones. Cuando hablan sabemos de ellos, más que de lo que cuentan. El buen diálogo caracteriza. El mal diálogo es meramente informativo. En lo más bajo están esas conversaciones de dos personajes que hablan para que el lector les oiga. (Y lo dice alguien que recuerda con sonrojo algún diálogo propio).

6.-Itinerario: dónde vas. Desde dónde. No hace falta una hoja de ruta minuciosa, pero es fundamental marcar la casilla de inicio, la de llegada, algunas estaciones intermedias. Desconfía de los autores que aseguran que el personaje se rebela y anda solo. Es mentira, nunca sale bien. (Y lo dice alguien que, pese a llevar mapa, ha elegido la deriva alguna vez y ha acabado perdido).

7.-Lector: está ahí, al otro lado de la página. Hay que tener en cuenta su presencia. Y más importante: asumir que él también sabe que nosotros estamos a este lado. A partir de ahí, no hay relación en plano de igualdad, imposible, ni intentarlo. Pero hay que contar con él. Saber que tiene expectativas, que nunca lee desde cero, en blanco, que se ha educado en una forma de lectura donde a ciertas acciones siempre le siguen ciertas consecuencias. Hay que decidir qué hacer con esas expectativas, si satisfacerlas, demorarlas o traicionarlas. Las tres opciones son válidas, siempre que se haga con honestidad. (Y lo dice alguien que no está seguro de haber sido honesto en todos los casos).

8.-Lector (2): cuidado con la seducción. La tentación siempre es conquistar al lector por la vía más rápida. Seducirlo. Y es tan fácil a veces, cómo resistirse a ello. Algo peor a que el lector se sienta tratado como un tonto: que se sienta tratado como un listo. Que descubra que tratamos de seducirlo intelectualmente: que escribimos con claves que funcionan como miguitas de pan para que las vaya recogiendo y al masticarlas sienta: “qué listo soy”. Si al final descubre el truco, se acabó. (Y lo dice alguien que no siempre se ha resistido a seducir al más débil).

9.-Ironía: la figura triunfante de nuestro tiempo. La más atractiva, la mejor acogida, la distintiva de tantos autores. Pero también la más peligrosa, la peor manejada, la peor entendida.

10.-Leer/Releer: hay que leer a los clásicos, para saber que pertenecemos a una tradición, para elegir a qué rama del árbol vincularnos, y para no caer en el adanismo. Hay que leer a los contemporáneos, para saber que escribimos en nuestro tiempo y para nuestro tiempo, y confrontar con ellos. Hay que leer a Virginia Woolf. Hay que releer lo escrito, una y otra vez. En la relectura y reescritura está la otra mitad de la novela (la primera mitad, recordamos, era la voz). Y eso de dejar unos días, semanas, meses, y volver a releer, es cierto, funciona. ¿Dije ya que hay que leer a Virginia Woolf? (Y lo dice alguien que ha leído a Woolf, sí, pero).

Y un último consejo, el once, aunque rompa la redondez del decálogo: pasear. Andar con el libro en la cabeza. Las novelas hay que pasearlas durante horas, durante kilómetros. Pasearlas ayuda a enfrentar el lenguaje, manejar el tiempo, encontrar la voz, dotar de ritmo a la prosa, eludir los diálogos innecesarios, decidir el itinerario a seguir, respetar al lector, manipular con cuidado la ironía. (Y lo dice alguien que, ahora sí, ha paseado mucho cada novela).

* Isaac Rosa (Sevilla, 1974). Ha publicado las novelas La malamemoria (1999), posteriormente reelaborada en ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil! (2007); El vano ayer (2004), que fue galardonado con el Premio Rómulo Gallegos, el Premio Ojo Crítico y el Premio Andalucía de la Crítica, y llevada al cine con el título de La vida en rojo; El país del miedo (2008); y La mano invisible (2011). Su obra ha sido traducida a varios idiomas y acaba de publicar La habitación oscura (también en Seix Barral).

El confidencial 11 de septiembre

CEES NOTOTEBOOM

Narro historias. Si de ellas salen pensamientos que para otros es filosofía, no es voluntario.
Mis libros siempre están abiertos, no tienen jamás un final cerrado y absoluto. Tampoco acabé nuca nada en la vida; ni los estudios de secundaria. Mi literatura está hecha de digresiones.
Elliot decía que a veces escribía poemas que no entendía. Yo tampoco comprendo todo lo que he escrito: lo que importa es dejar entrar la poesía y aceptar el misterio.
Tiene que ser difícil  no morir nunca. Por eso acabo de escribir Cartas a Poseidón (Siruela) una tentativa poética de descubrir si los dioses nos desprecian o son celoso de nuestra mortalidad.
Escribir es posponer la muerte.

Fragmento del artículo aparecido en El País el 5/10/13 y escrito por C. Geli/ A. Garbus

CICLO "ENSAYO: LEER Y ESCRIBIR"


La Sorpresa: Dedicado a todos los que están lejos, es sin duda uno de los vídeos virales que más está triunfando en Youtube desde hace un par de días. En esta pieza se narra el regreso a casa (y posterior marcha de nuevo) de algunos de los jóvenes españoles que han tenido que emigrar para ganarse la vida.

TALLER DE LECTURA II: PRIMER TRIMESTRE

Jueves 31 de octubre: Se entrega Carreteras secundarias de Ignacio Martínez de Pisón













Jueves 14 de noviembre: Se entrega Lolita de Vladimir Nabokov

















Jueves 28 de noviembre: Se entrega Memorias de Adriano de Marguerite Yourcenar

















Jueves 12 de diciembre: Se entrega Germinal de Émile Zola

MOISÉS MORI; ARTE Y ROMANCE

Si eres viejo
                 y tienes gafas
y meriendas bizcocho -¡qué bizcocho!-
en la cafetería,
y tu mujer
-¡qué mujer, qué levadura!-
moja una rebanada en el café
y se chupa los dedos
y las pulseras;
y si (en la cara se te nota)
padeces del corazón
o la sangre apenas circula
(ya se ve que no bebes)
o has superado un trombo
la perdida del oído
o la muerte de un hijo,
                                                            entonces,
                                                                       mi viejo, mi caricatura
                                                        mi infame simulacro,
                                                        entonces ¿a qué tomas ese dulce?
                                                        ¿Qué esperabas de la vida?
                                                         ¿La hora de la merienda?
                                                         Y tu mujer -vieja perla de esta estancia-
                                                         ¿se conforma con relamerse, con ver
                                                         la televisión digital
                                                         y acordarse de cuando era guapa guapa?
                                                         Te contemplo en la cafetería:
                                                          la cara colorada, los lentes,
                                                                           esa inconsistencia
                                                          y pienso en mi vida:
                                                                         tan triste
                                                          tan increíble y penosa.
                                                          No hay salida -me dices sin querer.
                                                          Y yo te creo. Mi rebeldía
                                                          es solo vergüenza ajena, amor propio.
                                                          Al menos te desprecio. Otra mesa:
                                                          una caña, hacer tiempo, mala sangre
                                                          picar los cacahuetes (como el mono);
                                                          sin embargo no llego
                                                                          a convencerme
                                                          de que escribir versos
                                                          ser poeta
                                                                          -¡qué poeta!-
                                                          sea otra cosa
                                                          que mejor pasteles
                                                          chupar oro, endulzar la píldora.
                                                          Intervalo
                                                          desgarro
                                                          demora
                                                          sala de espera
                                                          el hocico.
                                                          Y risas. Risas.
      

Arte y romance, Moisés Mori. Editorial KRK           




Jueves 24 de octubre: Se entrega La plaza del Diamante de Mercé Rododera



















Jueves 7 de noviembre: Se entrega El amor de una mujer generosa de Alice Munro
















Jueves 21 de noviembre: Se entrega Retrato del artista adolescente de James Joyce










Jueves 5 de  diciembre: Se entrega Arte de Yasmina Reza


















Jueves 19 de diciembre: Se entrega 2666 de Roberto Bolaño

A LAS VACAS LES GUSTA EL JAZZ

EMILY DICKINSON



¡Qué bueno regresar a mis libros!
-término de los fatigados días-,
casi compensa la abstinencia,
y el dolor se olvida con el placer.

Como aromas que confortan a los invitados
en el banquete, mientras esperan,
esta fragancia aligera el tiempo hasta que llego
a mi pequeña biblioteca.

Puede haber desolación afuera,
lejanos pasos de hombres que padecen,
pero la fiesta suprime la noche
y hay campanas, interiormente.

Doy las gracias a estos Parientes del Estante.
Sus caras apergaminadas
nos enamoran mientras esperamos,
y nos satisfacen al alcanzarlas.


Emily Dickinson, "El viento comenzó a mecer la hierba" Nordica libros.

33 NOVELAS



33 novelas que marcarán el otoño en España


Tras la publicación que hicimos ayer en EL PAÍS de una entrevista con Ricardo Piglia, que con la novela El camino de Ida ha abierto la temporada de autores en español que acompañamos con un listado de otros escritores hispanohablantes clave, hoy dedicó este post a la narrativa traducida.

El derrumbe de mundos totales, la búsqueda, la familia, la amistad, la identidad y el misterio son seis de los grandes temas que abordarán las novelas del otoño procedentes de otros idiomas. Por lo menos 33 escritores muy destacados pelearán en las librerías por llamar la atención de los lectores. Hoy me detengo en seis títulos representativos, de los otros daré, por ahora, solo la ficha como guía:

Echenoz-14
1- La caída de mundos conocidos se aprecia en obras como 14 (Anagrama) de Jean Echenoz. Con prosa exquisita, el autor francés se adentra en las sombras de la Primera Guerra Mundial a través de la vida de cinco jóvenes amigos. (Traducción de Javier Albiñana)



Coetzee-lainfancia dejesus

2- La búsqueda o las búsquedas se encuentran en La infancia de Jesús (Mondadori), de J. M. Coetzee. El autor surafricano invita a reflexionar sobre la fuerza y necesidad de los lazos familiares cuando un hombre y un niño llegan a otro país en busca de la madre del menor y descubren que la gente de allí ha borrado sus recuerdos. “¿Nunca te has preguntado si el precio que pagamos por esta nueva vida, el precio del olvido, no será demasiado alto?”, dice uno de los personajes de la historia. (Traducción de Miguel Temprano García)

Khadra-losangelesmuerenpornuestrasheridas3- De búsquedas más terrenales habla Yasmina Khadra en Los ángeles mueren por nuestras heridas(Destino). Un muchacho se ve obligado a huir con su familia a otro poblado donde le espera el lado más bajo de la condición humana: asesinos, violadores, traficantes… (Traducción de Wenceslao-Carlos Lozano)




Endo-cuandosilbo4- La tradición y la modernidad, el desdén y la esperanza, es lo que aparece en  Cuando silbo (Ático de los Libros), de Shusaku Endo. La prosa sutil y profunda del japonés relata la vida de un hombre  y su hijo médico que quiere sacar adelante un hospital con todas las herramientas modernas, pero en medio de ese duelo aparecerá un antiguo amor de su padre que está enfermo.

Smith.noroeste5- El cruce de suertes, azares y destinos diversos aparece en Noroeste (Salamandra), de Zadie Smith. Londres y su barrio del noroeste donde está representado buena parte del mundo vuelve a ser su escenario. Cuatro amigos que crecieron en edificios de protección se encuentran en la treintena y sus charlas sacarán a relucir heridas no solo sobre su diversidad racial sino también la posición hasta donde han llegado en lo social, profesional y emocional.

Lecarre-unaverdaddelicada6- ¿Hasta dónde somos capaces de llegar en la defensa de los valores occidentales? Esa es la pregunta que habita en el último libro de John Le Carré: Una verdad delicada (Plaza y Janés). Una novela, marca de la casa,  con misterio y conspiración y muchos secretos y dudas de todo tipo que asaltan a sus personajes, en esta ocasión a partir de una acción militar.


PALABRAS PARA LA HISTORIA


PALO ALTO, EEUU (Reuters) - Clarence Jones estaba sentado a 15 metros de su jefe, el doctor Martin Luther King Jr., en un día brillante y soleado de 1963 cuando King pronunció el discurso que cambiaría para siempre el curso de las relaciones raciales en Estados Unidos.


Ahora, 50 años después, Jones recuerda que las palabras "tengo un sueño", no estaban escritas en el texto que King preparó y comenzó a leer ese día. King improvisó sobre la marcha, recuperando una frase que había usado anteriormente con poco impacto, según Jones, abogado, confidente y escritor de discursos de King.

"Tengo un sueño", gritó King a la multitud, "que mis cuatro hijos vivirán un día en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel sino por su reputación".

Pronunciado hace 50 años el miércoles, la imagen del sueño de King de una América mejor sigue inspirando a Estados Unidos. El discurso fue pronunciado ante 250.000 personas que acudieron a Washington D.C. en una marcha a favor de los derechos civiles en un momento en que era ilegal que negros y blancos se casaran en muchos estados, y unos meses después de que unos manifestantes en Alabama fueran atacados con perros de la policía y mangueras de incendios.

MATHIAS ÉNARD; LA CALLE DE LOS LADRONES

Calle de los

Mathias Énard nació en 1972 en Niort, Francia. Tras cursar estudios de árabe y persa y pasar largas estancias en Próximo Oriente, se establece en Barcelona en el año 2000, donde participa activamente en varias revistas culturales, entre ellas la extinta Lateral. Miembro del consejo de redacción de la revista Inculte en París, en 2005 fue elegido escritor residente en la prestigiosa Villa Médicis de Roma, y hasta 2009 ejerció de profesor de árabe en la Universidad Autónoma de Barcelona. Mathias Énard es autor de las novelas: La perfección del Tiro (Reverso, 2004),Remontando el Orinoco (La Otra Orilla, 2006), El manual del perfecto terrorista (La Otra Orilla, 2007),Zona (La Otra Orilla, 2008), Habladles de batallas, de reyes y elefantes (Literatura Mondadori, 2011) y El alcohol y la nostalgia (Literatura Mondadori, 2012). Calle de los Ladrones es su nueva novela.
 
Calle de los ladrones habla del choque socio cultural entre el islamismo fundamentalista y los valores de Occidente en los inicios del siglo XXI. Una historia sobre la violencia a la vez que una historia de amor protagonizada por un joven marroquí que trata de huir de un destino fatal.
Lajdar es un joven marroquí de Tánger, un chico sin historia, un musulmán moderado, deseoso de alcanzar la libertad en una sociedad represiva. En el instituto aprende algo de español y el suficiente francés como para apasionarse por la novela negra. Mientras espera a ser mayor de edad, se deleita a escondidas observando los pechos de su prima Meryem. Con ella acaba «pecando» una vez, tan solo una, pero más que suficiente para que su padre lo eche de casa. Abandonado a su suerte en las inclementes calles de Tánger, Lajdar utilizará la lectura de forma inesperada para salir adelante, plantará cara a sus pesadillas y se entregará al amor y a su proyecto de exilio.
En Calle de los Ladrones, Mathias Énard se adentra en un territorio hipersensible tras el impacto de las primaveras árabes. Mientras el Mediterráneo se incendia, Europa se tambalea. Se requiere toda la juventud, toda la inocencia y toda la energía de este joven tangerino para cruzar el campo de batalla sin volver la vista atrás. Calle de los Ladrones es la historia de un viaje iniciático que avanza gracias a un sueño improbable en un futuro confiscado que, sin embargo, iluminan la compañía de los libros, el amor por la escritura y la afirmación del humanismo árabe.
La cale de los ladrones, Mathias Énard, Literatura Mondadori

EL LIBRO DE KELL

THE SECRET OF KELLS



Título
The Secret of Kells (Brendan and the Secret of Kells)
Año
2009
Duración
75 min.
País
 Irlanda
Director
Tomm MooreNora Twomey
Guión
Fabrice Ziolkowski (Historia: Tomm Moore)
Música
Bruno Coulais
Fotografía
Animation
Reparto
Animation
Productora
Coproducción Irlanda-Bélgica-Francia; Les Armateurs / Vivi Film / Cartoon Saloon / France 2 Cinéma
Género
AnimaciónAventuras | Siglo IXEdad Media
Web Oficial
http://www.thesecretofkells.com/
Sinopsis
Brendan, un joven monje de 12 años, vive en una abadía fortificada de Kells en la Irlanda del siglo IX. Junto con el resto de hermanos, ayuda a construir una muralla para proteger la abadía de los asaltos de los vikingos. Cuando conoce al Hermano Aidan, un famoso maestro miniaturista y "guardián" de un excepcional libro de miniaturas que está, sin embargo, inacabado, el pequeño Bernard va a vivir increíbles aventuras. Aidan iniciará al protagonista en el arte de la miniatura para el que el niño parece tener un increíble talento. Para terminar el libro y enfrentarse a sus miedos, Brendan sale de la abadía por primera vez y se interna en el bosque encantado donde peligrosas criaturas míticas le esperan escondidas. Allí conoce a Aisling, una lobezna que le ayudará en su camino. ¿Logrará Bernard cumplir su misión a pesar de las hordas de vikingos que se acercan? ¿Podrá demostrar que el arte es la mejor protección contra los bárbaros? (FILMAFFINITY)

FIGMENT


Steve Wood



I never understood why when you died, you didn’t just vanish, and everything could just keep going on the way it was only you just wouldn’t be there. I always thought I’d like my own tombstone to be blank. No epitaph and no name.
Well, actually, I’d like it to say “figment.”
Andy Warhol

"...Siempre he pensado que me gustaría que mi lápida estuviese en blanco. Sin epitafio y sin nombre. Bueno, de hecho me gustaría que pusiese imaginario". 



Tal día como hoy, hace 85 años, nació Andy Warhol. Para conmemorar tal fecha, el museo que lleva su nombre en la ciudad que le vio nacer, Pittsburg (Pensilvania), ha instalado dos cámaras web en el interior de su tumba, para poder lanzar una retransmisión en 'streaming' que cualquier persona podrá seguir durante 24 horas al día los siete días a la semana.

El artista, conocido a nivel mundial como una leyenda del movimiento pop-art, nació en Pittsburg, el 6 de agosto de 1928. Aquí precisamente se encuentra su tumba, la cual se ha convertido en un lugar de peregrinación para sus fans. Entre las muchas ofrendas que se le hacen al pintor, en lugar de las más que vistas flores, suele haber regalos con referencia a sus obras, como latas de sopa Campbell o botellas de Coca-Cola.

TOMÁS SEGOVIA


Figuras en la playa Pablo Picasso
 
 
 
Si te busco y te sueño y te persigo,
y deseo tu cuerpo de tal suerte
que tan sólo aborrezco ya la muerte
porque no me podré acostar contigo; 
si tantos sueños lúbricos abrigo;
si ardiente, y sin pudor, y en celo, y fuerte
te quiero ver, dejándome morderte
el pecho, el muslo, el sensitivo ombligo; 
si quiero que conmigo, enloquecida,
goces tanto que estés avergonzada,
no es sólo por codicia de tus prendas, 
es para que conmigo, en esta vida,
compartas la impureza, y que manchada,
pero conmovedora, al fin me entiendas.
 
(Tomás Segovia, “Sonetos votivos”)

 

PALABROTAS (2): SERENDIPIA



Origen e historia


ser·en·dip·i·ty
n. pl. ser·en·dip·i·ties



  1. The faculty of making fortunate discoveries by accident. [Facultad de hacer descubrimientos afortunados por accidente]
  2. The fact or occurrence of such discoveries. [El hecho de esos descubrimientos]
  3. An instance of making such a discovery. [Uno de cada uno de esos descubrimientos]

[The American Heritage® Dictionary of the English Language, Fourth Edition
Copyright © 2000 by Houghton Mifflin Company.
Published by Houghton Mifflin Company. All rights reserved.]


“Serendipia” es una curiosa palabra asociada a otros hechos también curiosos. Probablemente no conozcan esta palabra, y de hecho, si la buscan en el diccionario no aparece, porque este término no ha sido aceptado aún oficialmente.
La “serendipidad” podría definirse como “la facultad de hacer un descubrimiento o un hallazgo afortunado de manera accidental”, o también, “encontrar soluciones a problemas no planteados, sin buscarlas siquiera”. Sí existe, en cambio, la palabra “Serendipity”, aceptada por la Academia de la lengua inglesa. Y en nuestro idioma, existe el término coloquial “chiripa”, que podría ser considerado un sinónimo de “serendipia”.
Históricamente, esta palabra se extrajo del relato “Los tres príncipes del Serendip”, que se cita en la obra La historia de Simbad de las mil y una noches. Les resumo el relato: “Había una vez un reino exótico y oriental llamado Serendip (parece ser que se podría situar en Sarandib o Serandib, denominación ancestral de la isla de Ceilán/Sri Lanka, o quizá Serendip siempre existió en Persia, el reino de los cuentos). En dicho reino, había tres príncipes que tenían el don del descubrimiento fortuito. Ellos encontraban, sin buscarla, la respuesta a problemas que no se habían planteado; gracias a su capacidad de observación y a su sagacidad, descubrían accidentalmente la solución a dilemas impensados”. Tan peculiar le debió de parecer este relato a Horace Walpole en el siglo XVIII que inventó al efecto la expresiva palabra “Serendipity” para denominar a todos esos descubrimientos producidos por la combinación de sagacidad y accidente.

DESDE LA CÁRCEL





¿Qué harían ustedes si, por la razón que sea, se vieran obligados a cumplir una condena en prisión? Miguel de Cervantes, cuando se encontró en esas circunstancias, se las arregló para escribir el Quijote, una novela definitiva. Y hubo otros escritores que se curaron la falta de libertad con el mismo método. Entre la injusticia y el crimen (ambos conceptos imposibles y llenos de agujeros), los autores de estos 10 libros fueron encarcelados y escribieron libros importantes tras las rejas.

1. Sir Thomas Malory: La Muerte de Arturo (1485)

Se tiene poca información sobre Malory, pero me encanta entenderlo como el representante del fin de la caballería. Creemos que estuvo en la cárcel por los comentarios que él mismo hace en sus textos, ajenos a la narrativa. Si ya estoy aquí refundido, me pondré a reescribir los textos franceses e ingleses sobre el rey Arturo, se dijo. Y sí le quedó.

2. Fray Luis de León: De los nombres de Cristo (1587)


Fray Luis estuvo un tiempo en la cárcel por traducir la Biblia a lengua vulgar sin permiso. En prisión escribió los tres libros que componen De los nombres de Cristo. El conjunto es complejo, lleno de pistas que dan ganas de seguir en plan detective, o por lo menos a mí me lo parece así. Un intento por interpretar los diferentes nombres que Cristo recibe en la Biblia no es para menos. Es como nombrar el vacío mitificado. Los expertos dicen que gracias a esta obra, el autor llegó al esplendor de su prosa.

PAPEL VS IPAD





Un poco de humor de la mano de una simpática e ingeniosa campaña de publicidad llamada “Papel vs iPad” creada por la agencia colombiana SiceVENDE para el papel de baño Le Trèfle, la cual nos demuestra que no siempre habrá aplicaciones para todo y que quizá nunca podremos prescindir del papel en nuestras vidas.

LARA ALMARCEGUI

Los proyectos de Lara Almarcegui (Zaragoza 1972) consisten en la presentación pública de investigaciones realizadas mediante rigurosos métodos de análisis que son aplicados sobre aspectos aparentemente periféricos al orden urbano. Para la exposición que presenta en la actualidad en el MUSAC, Parque fluvial abandonado, Almarcegui plantea dos nuevas obras, realizadas ex profeso para esta muestra, que constituyen un ejercicio doble de contextualización: por una parte, una intervención sobre la arquitectura de la Sala 2, por otro, un trabajo sobre un descampado en la zona de la Lastra (León), sintomático de la situación actual del sector de la construcción en el Estado español. Lara Almarcegui es una de las artistas españolas con mayor proyección internacional. Este mismo año 2013 realizará el Pabellón Español de la Bienal de Venecia de la mano del comisario Octavio Zaya, comisario externo del MUSAC.

La exposición de Lara Almarcegui permanecerá expuesta en el MUSAC hasta el 13/10/2013

PALABROTAS (1): PROCRASTINACIÓN



procrastinación.
(Del lat. procrastinatĭo, -ōnis).
1. f. Acción y efecto de procrastinar.

procrastinar.
(Del lat. procrastinare).
1. tr. Diferir, aplazar.



THE ME BIRD (El pájaro Yo, Pablo Neruda)

El Pájaro Yo, uno de los poemas más emotivos y emblemáticos de Pablo Neruda, se reinterpreta a través de este cortometraje (The Me Bird) en Stop-Motion. Producido por el estudio audiovisual 18 bis, este video se distingue por el uso de su técnica de "strata stencil", donde la formación de patrones ayuda a generar el efecto visual que produce la repetición y la superposición de capas conforme suceden "los movimientos" y se suscitan las acciones narradas en el corto.


AMÓS SALVADOR CARRERAS

Retrato
Retrato de la mujer de Amós Salvador y sus hijas
Amós Salvador Carreras (Logroño 1879- Madrid 1963)

Estudió arquitectura en Madrid y a igual que su padre y su hermano Miguel ejercerán la política y serán miembros destacados del Ateneo de Madrid. El golpe de estado de Primo de Rivera en 1923 y su amistad con Manuel Azaña le inclinará hacia el republicanismo. Será elegido diputado por Logroño en las elecciones del 1933 y 1936. En plena guerra civil ocupará, por espacio de un año, el puesto de Ministro Plenipotenciario e introductor de embajadores. Al finalizar el conflicto se exilia a Venezuela. Regresa en 1950  y reside en Madrid hasta su fallecimiento en 1963.
Gran aficionado a la fotografía realizó un número muy abundantes de fotos durante su vida. De su conjunto se conservan más de dos mil realizadas sobre vidrio y en formato estereoscópico. La estereoscopia perseguía la sensación de tridimensionalidad mediante dos fotos obtenidas como una cámara de doble objetivo. La placa de vidrio positivada conteniendo las dos imágenes se veía al trasluz con un visor. La mezcla de esas imágenes en la retina producía y produce una clara sensación de profundidad.
La fotografía de Amós Salvador  rescata una visión del mundo, algo melancólica pero llena de matices, abierta a la incursión de lo cotidiano y atenta al sentido inamovible de lo transitorio.

LEER A BORDO


¿.

¿Qué hacer durante un vuelo? Algunos duermen, otros juegan con sus iPads, otros ven las películas que las aerolíneas ofrecen a bordo. Yo soy de las que leen. Los aviones, los autobuses, los trenes, son lugares perfectos para la lectura. Con ese perfil de viajero en mente, la aerolínea australiana Qantas tuvo una idea encantadora y de lo más adecuada: creó una colección de libros para leer a bordo, textos que duran justo lo que un vuelo, y con un diseño editorial muy interesante.

ENTRE AMIGOS

Amos Oz
Siruela

ImagenLos ocho relatos de Entre amigos transcurren en el kibutz imaginario Yikhat y dibujan retratos maravillosos por su delicadeza de mujeres y hombres que tienen sueños íntimos y experiencias dolorosas privadas a la sombra de uno de los más grandes sueños colectivos de la historia del siglo XX. Un padre cuya hija se va a vivir con un miembro del kibutz tan mayor como él; una mujer que escribe una carta estremecedora a otra mujer por la que su marido la ha abandonado; un niño externo que va a visitar a su padre a un hospital para enfermos mentales; un jardinero que carga sobre sus espaldas con todas las tragedias del mundo: cada una de estas historias personales es una perla de humanidad literaria y juntas forman un collar que es también un retrato de un ideal y de una época.  



El rey de Noruega
     Teníamos en el kibutz Yikhat a un hombre, Zvi Provizor, un soltero bajito de unos cincuenta y cinco años con un tic en los ojos, al que le gustaba dar malas noticias: temblores de tierra, aviones estrellados, derrumbes de edificios con víctimas mortales, incendios e inundaciones. Por la mañana temprano, antes que nadie, leía el periódico y escuchaba todos los boletines de noticias para poder presentarse en el comedor e impresionarte con doscientos cincuenta mineros atrapados sin esperanza dentro de una mina de carbón en China o con un transbordador que había volcado y se había hundido con sus seiscientos pasajeros durante una tormenta en el mar Caribe. También se afanaba en memorizar las esquelas. Se enteraba antes que nadie del fallecimiento de personas de renombre e informaba a todo el kibutz. Una mañana me paró delante del ambulatorio:
     -¿Conoces a un escritor llamado Wislavsky?
     -Sí. Lo conozco. ¿Por qué?
     -Ha muerto.
     -Lamento oír eso. 
     -También los escritores mueren.
     Y en otra ocasión me pilló durante mi turno de trabajo en el comedor:
     -He visto en una esquela que tu abuelo ha fallecido.
     -Sí.
     -Y hace tres años también se te murió un abuelo.
     -Sí.
     -Entonces, este era el último. 

(Principio del libro)

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal