Blogger Template by Blogcrowds

VLADIMIR HOLAN


Vladimir Holan (Praga, 1905-1980)


En 1936 publica su primer libro Abanico en delirio, de carácter hermético. Partiendo de esta vía, pero orientándose a una mayor accesibilidad, profundiza en los caminos obsesivos del lenguaje en Sin título y Avanzado publicados en 1961 en un volumen titulado Pero existe la música. Desde 1938 los sucesos políticos ocurridos en su país, invasión alemana, modifican su voz y canta con sencillez (Soldados del ejército rojo). Con todo en el 48, prohibido por el gobierno comunista, se encierra en su casa de Kampa y se entrega exclusivamente a la poesía, publicando obras (Avanzando, Dolor, Una noche con Hamlet, Toskana) que harán que se le considere como el poeta checo más importante de este siglo.

Algunas consideraciones sobre su obra


La piedra que Holan colocó en su crisol era, ciertamente, la palabra como vehículo de expresión del pensamiento, porque, generalmente también cerrada, opaca, puede lanzar destellos, los que le otorga la música o más atractivos, los que proceden del significado. Dotar al verbo de una mayor capacidad de expresión esta era la aventura, y nacía precisamente de la posibilidad que surge de lo incomprensible.
Lo incomprensible se halla no sólo en la lengua, sino en el acontecer.

El Holan de Sin título y en parte el de Avanzando no es todavía el encerrado de Kampa. Es el que se debate entre las reacciones del verbo sometido a altas temperaturas y el propósito de desnudar de todo ornamento la voz para acompañar y alentar a los que sufren.

En Sin título busca Holan que las palabras tengan seis alas, buscan que sean susceptibles de transmitir un pensar metafísico lleno de paradojas, y las utiliza de modo paradójico.
Vladimir Holan dijo: El poeta descubre y hace tomar cuerpo a la misteriosa esencia humana, de las cosas y de los animales, la relación entre lo visible e invisible, la relación entre los acordes secretos… y eso con tal resplandeciente plenitud, con tal milagrosa síntesis de elementos antiguos en continua y creciente beatitud”.
“Escribir en verso libre significó para mi buscar de nuevo, pienso, de esto da testimonio mi obra Avanzado. Buscar el sentido original de las palabras, descubrir su semántica interna. Entiendo por armonía atonal una especie de instrumentación sin tono, una armoniosa disarmonía. Me interesó el ritmo interior de las imágenes, su armonía sin tono, las conexiones casuales y mutuas, la relación entre las palabras, su oculta tensión interna.”

(Del prólogo de la traducción de Clara Janés de Pero existe la música)

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal