Blogger Template by Blogcrowds

ENRIQUE MENESES

Hace unas semanas nos dejó el reportero Enrique Meneses, desde aquí nuestro pequeño homenaje.

 

 

Yo siempre digo que tengo sangre de tinta... y un poco de güisqui". Con esta frase y con algo menos, por no decir nada, de alcohol, comienza Oxígeno para vivir. De la generación Mágnum a la generación 2.0 , el documental que ideó la periodista Georgina Cisquella con la ayuda del realizador Renato San Juan para "hacer memoria del periodismo de los últimos 50 años" a través de la carrera y la vida cotidiana del fotorreportero Enrique Meneses (Madrid, 1929-2013).

El día de la muerte de Manolote en 1947, cuando ni siquiera había cumplido la mayoría de edad, Meneses escribió su primera noticia. Desde entonces no ha parado hasta que la muerte le obligó a ello. "Yo sigo trabajando, no he dejado de escribir ni un día desde que tenía 15 años", decía en una de sus últimas entrevistas concedidas desde el salón de su casa de Madrid, sentado en su sillón de orejas, delante del ordenador, al lado de la televisión y con un móvil de última generación cerca.

 Porque desde hacía  siete años Meneses había  redoblado su contacto con la realidad a través de su blog y de las redes sociales. Pero para llegar a hasta este escritorio se crió primero por el mundo en busca de historias.

"Es la mejor representación del periodista que ha sabido adaptarse a los cambios tecnológicos asumiendo que el oficio sigue siendo el mismo", señala Georgina Cisquella. "Lo que más me fascinó cuando descubrí a Enrique fue su optimismo histórico y vital, su increíble memoria y lo más valioso para este trabajo, su capacidad para usar lo que ha vivido en el pasado para reflexionar sobre el presente".

Variadas han sido  las situaciones preñadas de historias en las que se ha visto Meneses: Sentado frente a Farah Diba, ("la entrevisté en francés y al Sha en inglés, cada uno había recibido una educación"); hablando con el hijo de Martin Luther King ("El día del discurso me acerqué a una mujer que lloraba. En 85 años nadie la había llamado señora y aquel día, un hombre blanco la empujó y se excusó diciéndola madam. Sus lágrimas me sirvieron para titular una pieza que luego mis jefes cambiaron"); corriendo por la avenida de los francotiradores en Sarajevo con el que él llama su redescubridor, Gervasio Sánchez.

El fotoperiodista aragonés es otro de los personajes que acompaña a Meneses en el documental. "Elegimos a periodistas como Manu Leguineche, Rosa María Calaf, Amalia Sanpedro y Gerardo Olivares no solo porque habían compartido parte de su vida con Enrique, sino porque la idea era crear un debate sobre el periodismo", explica Cisquella.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal