Blogger Template by Blogcrowds

RICARDO PIGLIA, BLANCO NOCTURNO

Hubiese querido advertirle a Tony de que no viniese por acá—dijo Bravo.  Usa el pluscuamperfecto del subjuntivo, pensó Renzi, tan cansado que se le aparecían ese tipo de ideas típicas de la época en que estaba en la facultad y se ponía a analizar las formas gramaticales y las conjugaciones de los verbos. A veces no entendía lo que le estaban diciendo porque se distraía analizando la estructura sintáctica como si fuera un filólogo enardecido por los usos tergiversados del lenguaje. Ahora le sucedía cada vez menos, pero cuando estaba con una mujer, y le gustaba el modo que tenía de hablar, se la llevaba a la cama por el entusiasmo que le provocaba verla usar el pretérito perfecto del indicativo, como si la presencia del pasado en el presente justificara cualquier pasión.

Blanco nocturno, Ricardo Piglia, editorial Anagrama

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal