Blogger Template by Blogcrowds

EL INSTINTO DEL ARTE

Belleza, placer y evolución humana
Dennis Dutton

El filósofo de la estética neoZelandés une en este ensayo dos de las disciplinas más fascinantes: el arte y la teoría evolutiva. La tesis se centra en dilucidar que el gusto humano por el arte es un rasgo evolutivo marcado por la selección natural y no por el entorno social. Una obra innovadora que hará tambalear los cimientos de un siglo de teoría y crítica del arte.

El instinto del arte defiende que los gustos y las preferencias del ser humano por las artes son rasgos evolutivos que se han ido conformando por selección natural. No son «construcciones sociales», tal como habrían defendido la crítica del arte y la teoría académica del siglo pasado, ni tampoco vienen determinados por la cultura de su entorno. En palabras de Steven Pinker: «Esta obra nos señala el futuro de las humanidades [...] Denis Dutton ha meditado más sobre este tema que cualquier otra persona viva de la actualidad. Con su erudición, sabiduría y conmovedor estilo, Dutton ha hecho una contribución valiente y original a este nuevo y emocionante campo de estudio.»

Denis Dutton es el fundador y editor del famoso sitio web Arts & Letters Daily, considerado por el periódico Guardian como «el mejor sitio web del mundo», así como de la revista Philosophy and Literature de la Universidad John Hopkins. Dutton es catedrático de filosofía del arte en la Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda.


Según Kant, lo contrario de la contemplación desinteresada se produce cuando nos interesa la existencia de un objeto de experiencia, en especial cuando el placer que recibimos de ese objeto satisface un deseo personal. Con el fin de disfrutar de una comida placentera, explica el filósofo, los alimentos deben existir y aplacar nuestra hambre. La comida imaginaria nunca satisfará el hambre real. Pero en el caso de un objeto hermoso que esté sujeto a la contemplación desinteresada, la situación es totalmente distinta. En primer lugar, el contenido o el tema de una obra de arte no tiene por qué existir ni haber existido. La belleza de La Ilíada es independiente de si los acontecimientos narrados ocurrieron en realidad. Un cuadro bello tampoco tiene por qué representar una realidad existencial.
 
 
"EL INSTINTO DEL ARTE" DENNIS DUTTON, Editorial Paidós

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal