Blogger Template by Blogcrowds

LA POESÍA, ESE CUERPO EXTRAÑO 1

LA POESÍA

En ocasiones, raramente, solía encenderse el salón al atardecer, y el sonido del piano llenaba
 la casa, acogiéndome cuando yo llegaba al pie de la escalera de mármol hueca y resonante,
mientras el resplandor vago de la luz que se deslizaba allá arriba en la galería, me aparecía
 como un cuerpo impalpable, cálido y dorado, cuya alma fuese la música.

¿Era la música? ¿Era lo inusitado? Ambas sensaciones, la de la música y la de lo inusitado, 
se unían dejando en mí una huella que el tiempo no ha podido borrar. Entreví entonces la existencia de una realidad diferente de la percibida a diario, y ya oscuramente sentía cómo no bastaba a esa otra realidad el ser diferente, sino que algo alado y divino debía acompañarla y aureolarla, tal el nimbo trémulo que rodea un punto luminoso.

Así, en el sueño inconsciente del alma infantil, apareció ya el poder mágico que consuela de la vida, y desde entonces así lo veo flotar ante mis ojos: tal aquel resplandor vago que yo veía dibujarse en la oscuridad, sacudiendo con su ala palpitante las notas cristalinas y puras de la melodía



LUIS CERNUDA (Ocnos)

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal