Blogger Template by Blogcrowds

FERNANDO PESSOA

29 de septiembre de 1929

Alcancé la edad en que se tiene pleno dominio de las propias cualidades, y la inteligencia ha adquirido la fuerza y la destreza de que puede disponer. Es pues el momento de realizar mi obra literaria, contemplando unas cosas, reuniendo o escribiendo otras que están por ser escritas. Para realizar esa obra necesito tranquilidad y cierta soledad. Por desgracia no puedo abandonar las oficinas donde trabajo (no puedo, es obvio, porque no tengo rentas), pero puedo, reservando para las tareas de las oficinas dos días a la semana (miércoles y sábados), disponer para mí de los cinco días restantes. Eso significa el proyecto de Cascaes. Toda mi vida futura depende de si consigo hacer esto pronto.

Por lo demás, mi vida gira en torno a mi obra literaria, buena o mala que sea, o puede ser. Todo el resto de mi vida tiene un interés secundario: naturalmente hay cosas que me gustaría tener y otras que tanto dan si llegan o no. Es necesario que quienes me tratan se convenzan de que soy así, y de que exigirme los sentimientos, por lo demás dignos, de un hombre vulgar y banal es como exigirme que tenga los ojos azules y el cabello rubio.

(…) Queda por saber si el matrimonio, el hogar( o como quieran llamarle) son cosas compatibles con mi vida interior. Lo dudo. Por ahora, quiero organizar a la brevedad mi vida interior y mi trabajo.

“Cartas a Ophélia” Fernando Pessoa, traducción de Alejandro García, Libros del zorro rojo

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal