Blogger Template by Blogcrowds

TOMÁS ELOY MARTÍNEZ

El periodista y escritor argentino Tomás Eloy Martínez murió este domingo a los 75 años tras una larga lucha contra el cáncer, informa la versión digital del diario argentino 'La Nación'. Desde 1996 Martínez trabajaba como columnista en este periódico y en otros diarios extranjeros como 'The New York Times' o 'El País'.

Martínez, nacido en 1934 en la localidad argentina de San Miguel de Tucumán, trabajó en diversos medios impresos argentinos, como los semanarios 'Panorama' o 'Primera Plana' o el suplemento cultural del diario 'La Opinión'. Allí fue amenazado por la organización terrorista de ultraderecha La triple A, por lo que tuvo que exiliarse a Caracas, donde fundó otro rotativo, 'El Diario'. En 1991, participó en la creación del periódico 'Siglo XXI' en Guadalajara (México) y del suplemento 'Primer Plano en Página 12'.

También fue profesor en la universidad Rutgerts de Nueva Jersey, a cargo de un programa de Estudios Latinoamericanos, y tuvo un papel central en la creación de la fundación para un Nuevo Periodismo Iberoamericano, creada por su amigo Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura colombiano. En 2009, el diario 'El País' le otorgó el premio Ortega y Gasset de Periodismo.

Martínez conjugó estas facetas periodística y docente con la de escritor. Son suyos títulos como 'La pasión según Trelew', que estuvo prohibido durante la dictadura de Varela, y 'Santa Evita', la novela argentina más traducida de todos los tiempos. Por otra novela suya, 'El vuelo de la Reina', Martínez ganó en 2002 el Premio Alfaguara de novela. Martínez también fue autor de diversos ensayos y guiones de cine.

A continuación algunas consideraciones del autor aparecidas en el periódico El País con motivo de la concesión en marzo de 2009 del premio Ortega y Gasset de Periodismo.


"Yo aprendí periodismo dándome cuenta de que narrar una sola realidad era empobrecedor, que la realidad no era una, sino muchas, y que la verdad cambiaba de mirada a mirada y de lector a lector".
"Intenté salir pronto de un lenguaje apresado en la pirámide invertida y las cinco w"
"Se produjo un desencuentro con el lenguaje escueto y finalmente mentiroso del Time Magazine y abracé el periodismo que representaba, por ejemplo, Hiroshima, de John Hersey, un reportero que llegó a la ciudad pocos días después del bombardeo y que te metía realmente allí".

Por último las palabras de su hijo Ezequiel Martínez tomadas del blog del escritor Iván Thais.

“Cuando era chico, jugaba a ser como él. Lo acompañaba a las redacciones donde trabajaba y lo veía tipear con devoción las teclas de su máquina de escribir. Me gustaba imitarlo cuando revisaba las pruebas de imprenta o cuando se concentraba buscando datos en algún archivo de hojas amarillentas. A veces, si le prometía silencio y compostura, me permitía escoltarlo en sus entrevistas, que luego transformaba en piezas periodísticas que parecían cuentos de ficción. Narraba la realidad con las herramientas de la imaginación. Y yo sabía que de grande quería hacer eso. Yo quería, como quieren todos los chicos, ser como mi papá." Ezequiel Martínez

1 comentarios:

Llegué a su libro Santa Evita con cautela y un poco de recelo. Venía de leer una gran biografía de este personaje central en la vida política argentina, escrita por una grande, Alicia Dujovne Ortiz, obra domunetadísima, pero a la vez escrita como una novela y que me atrapó y emocionó (más allá de coincidir o no con sus postulados políticos). Por eso, desconfiaba de la novela de Martínez, porque sabía de antemano que no iba a contar "verdades" sino que tomando de referencia ciertos episodios históricos iba a ir tejiendo una trama de suspense, novela negra, policial... Pero me enganchó, porque me dio la réplica a los hechos concretos, con un aire nuevo de ficción, ingenio, y la duda de si algunas cosas escabrosas que cuenta fueron o no realidad. Morbo al 100%.

1 de febrero de 2010, 23:26  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal