Blogger Template by Blogcrowds

PUNTO Y SEGUIDO


No diremos que hemos puesto punto y final a los talleres de escritura y de lectura. Más bien será un punto y seguido en espera de retomar nuestras actividades en septiembre. Durante estos meses de verano el blog permanecerá activo. Podéis enviarnos vuestros relatos y sugerencias al correo acostumbrado. Los relatos que enviéis los colgaremos en un nuevo apartado que llamaremos Microficciones de verano.

Como puente entre el final de curso y el verano un relato de Mara.


Edificios y palabras

Recuerdo los comienzos de curso del taller de El Fontán: frío, baldosas húmedas y edificios de piedra a cuya historia siempre fui impermeable. Recuerdo la emoción del reencuentro semanal con mis compañeros y el sentimiento de orgullo cuando llevaba los deberes hechos. La creciente inquietud a medida que pasaban los minutos de la hora y media que duraba la clase. ¿Me tocaría hoy leer? Si no era así, el deseo crecía a lo largo de la semana hasta desembocar en otro martes de lluvia y frío. Pero, de vez en cuando, mi momento llegaba. Y las letras se nublaban y la voz me temblaba al vibrar con la emoción de lo escrito. Y oía el silencio y sentía el pensamiento de los compañeros. Esperaba sus palabras. ¡Por favor, dadme caña, que así aprendo!, les decía mintiendo a medias, porque también quería escuchar que les gustaba.
Sus palabras... Este año no ha habido principio de curso para mí. ¡Echo tanto de menos sus palabras! Porque, así como nunca sabré la historia de los edificios que enmarcan El Fontán, ni creo que tampoco sus nombres, sí sé cómo se llaman mis compañeros y recuerdo sus historias: las que me han contado de sus vidas y, sobre todo, las inventadas: las que han leído sobre papeles empañados de emoción esperando, anhelantes, nuestras palabras.

Mara








1 comentarios:

Aunque no me gusten mucho las fotos, qué pena no haber aparecido en el ultimo día, hombre.
Está bien lo de punto y seguido.Es tiempo de escritura reposada, al calor del -hipotético- sol.Con vacaciones o sin ellas, siempre hay algo sobre lo que escribir, algo que contar.
Feliz verano.

11 de junio de 2009, 10:38  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal