Blogger Template by Blogcrowds

PAUL CELAN

   

                                            CORONA

En la mano me come el otoño su hoja: somos amigos.
Pelamos el tiempo de las nueces y le enseñamos a andar:
el tiempo vuelve a la cáscara.

En el espejo es domingo,
en el sueño se duerme,
dice verdad la boca.

Mi ojo desciende hasta el sexo de la amada:
nos miramos,
nos decimos algo oscuro,
nos amamos mutuamente como amapola y memoria,
dormimos como vino en las conchas,
como el mar en el rayo sanguinos de la luna.

Estamos abrazados en la ventana, nos ven desde la calle:
¡es hora de que se sepa!
Es hora de que la piedra se apreste a florecer,
de que el desasosiego le lata un corazón.
Es hora de que sea hora.

Es hora.

La arena de las urnas, AMAPOLA Y MEMORIA, Paul Celan

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal