Blogger Template by Blogcrowds

NURIA AMAT



Hubo un tiempo en el que yo soñaba con escribir novelas verdaderas, novelas al estilo característico de las novelas-novelas . Historias totales. Tal vez el oficio de escritor surja precisamente de esta limitación que consiste en no poder  convertirse en según qué tipo de escritor. Y el novelista de hoy en día sea el escritor más incapacitado para narrar la historia de otras vidas distintas a su pobre vida de escritor.

Letra herida, Nuria Amat, editorial Alfaguara

UNE FEMME EST UNE FEMME


 Ángela no tiene tiempo. Alfred apunta todo lo que hace. Ángela se pregunta si es lo mismo "un maravilloso hecho" que  "un hecho maravilloso". Ángela le dice a Alfred: " A que no puedes hacer todo lo que haga yo?". Ángela quiere ser madre... Ay, las mujeres de este Penúltimo danzante, las madres de este Penúltimo danzante: mi abuela regresaba tiesa / inocente / glotona a los ojos de su hijo / el porvenir lo fiaba a su nieto y a las estridencias del televisor/  yo preguntaba si revólver o descargas / mi abuela sonreía... madre por madre así transcurre la historia pues has de ser preciso en tus recuerdos... madres barbudas... madres de fantasmas... "¿A que no puedes hacer todo lo que yo haga yo?"... ¿dónde está el límite de lo natural?... Quizá en la posteridad, en ese tiempo / que discurre / por detrás del conocido / un tiempo nutricio / vegetal / hospitalario / como la toma nocturna / de un neonato.


Une femme est une femme, 1961, fRANCIA.
 
Dirección  y guión Jean Luc Godard
 
Música: Michel Legrand
 
Fotografía:Raoul Coutard
 
Reparto: Anna Karina, Jean Paul Belmondo, Jean-Claude Brialy, Guorgy Cserhalmi
 
 

HO HEY THE LUMINEERS

The Lumineers es un grupo de folk rock y americana formado en Nueva Jersey (Estados Unidos) en el año 2005. Los miembros de la banda son Wesley Keith Schultz (guitarra y voz), Jeremiah Caleb Fraites (batería, percusión, mandolina y coros) y Neyla Pekarek (chelo, mandolina, piano y voz).
La formación se popularizó participando en eventos de “micro abierto” en diferentes clubs de la Costa Este norteamericana. The Lumineers llamó la atención de varios sellos discográficos importantes, pero al final sus miembros decidieron apostar por un contrato con Dualtone Records, una firma pequeña, conocida por el buen trato que ofrece a los músicos.
El estilo de The Lumineers fusiona elementos de folk rock, americana y country alternativo. Muchos críticos han alabado su trabajo, asegurando que se trata de una adaptación perfecta del folk norteamericano al siglo XXI.

EL MARIDO DE LA PELUQUERA (baile del novio vestido de boda)



Empezar y seguir con un "érase una vez y no érase una vez". Lo que tiene de rito la escritura y lo que tiene de orgánico la escritura. El compromiso de la escritura y los grumos de la escritura. La necesidad fisiológica de este Penúltimo danzante del lugar y no de la imaginación...-como bien dice Berger, imaginar es demasiado fácil y roba demasiado tiempo-... la necesidad de (re)conocer ese lugar fruto de la extensión de una presencia o de la consecuencia de una acción, un lugar donde el lugar del adjetivo no sea la impostura, que el adjetivo esté a la escucha de las palabras que trazan su estar... los nombres de la música.


El marido de la peluquera, 1990, Francia.
 
Director y guión: Patrice Leconte
 
Música: Michael Nyman
 
Fotografía:Eduardo Serra
 
Reparto: Jean Rochefort, Anna Galiena, Roland Bertin, Maurice Chevit.
 
 

VLADIMIR HOLAN

CONOCIMIENTO                                                   



Si la vida navega siguiendo el curso de las aguas
y la muerte a contracorriente
no podemos conocer la desembocadura.

Si la vida navega a contracorriente
y la muerte siguiendo el curso de las aguas
no podemos conocer la fuente.

De Sin título



COMO EN LOS LIBROS

Como en los libros: la luna,
el otoño y los ciervos.
Suavemente trabaja el picamaderos
porque le fue imposible al verdor.

Vas abierto de par en par
y, sin embargo, eres de pronto abatido
por la gigantesca realidad de las cosas
que fueron soñadas.

De Sin título 1963

POESÍA NECESARIA



 



Viernes, 14 de junio, 20 horas


Pabellón de Actividades Banco Sabadell
Feria del Libro de Madrid (Parque de El Retiro)
Entrada más directa por la puerta frente al Hospital Niño Jesús
 
  
 
POESÍA NECESARIA
 
Lectura poética a cargo de:
José Manuel Blecua, Antonio Gamoneda, Olvido García Valdés,
Clara Janés, Miguel Casado, Jenaro Talens,
Aurelio Major, Amalia Iglesias, Jordi Doce,
Juan Pablo Roa y Manuel Ferro
 
 
 
Velada organizada por la Feria del Libro de Madrid en memoria del
poeta y editor Nicanor Vélez, creador y responsable de la colección
de poesía de Círculo de Lectores / Galaxia Gutenberg

Mala sangre (Alex y Ana )


Él le dijo: ¿Quiere? Ella no dijo ni sí ni no. Una chica y un chico son. Es el comienzo de Mala sangre, el ademán de la voz en off, el amor moderno como sueño y hueco. Malcom Lowry escribió que soñar significa experimentar otra vez el pasado, olvidar el presente y presentir el futuro... De izquierda a derecha se desliza como un dial este Penúltimo danzante: hay variaciones superficiales y verdades eternas... palabras que no comienzan como palabras y palabras que no terminan como respuesta, palabras que se mantienen como impulso, equilibrio en los bordillos... todavía no puede decir lo hecho está hecho... El dial y la calle o La carretera. El poemario y su cita: Cuando no tengas nada más inventa ceremonias e infúndeles vida. El hijo y el padre que le alborota el pelo delante de la lumbre para secárselo. El niño y la peluquera.



MALA SANGRE, Francia, 1986

Director y guión Leox Carax

Fotografía Jean-Yves Escoffier

Reparto Denis Lavant, Michel Piccoli, Juliette Binoche, Hugo Pratt, Serge Regiani, Carrol Brooks

ROSA BARBA





Se declara fan de J. G. Ballard, de sus vívidos mundos imaginarios, su descripción de las sociedades disfuncionales, su naturaleza quebradiza y caótica, su manera de modelar una visión del mundo... De la ciencia ficción que encierran sus relatos. Los adora todos, dice Rosa Barba (Agrigento, Sicilia, 1972), sin excepción alguna. Mucho tiene que ver el escritor británico con sus obras. Como sus novelas, también ella describe paisajes mentales con una narrativa de fuerte carga mítica y psicológica, releyendo la Modernidad desde el prisma de hoy. "Me gustan esos breves momentos que no entran en la Historia, esos pequeños instantes, fugaces, que no han sido procesados todavía, que nadie los ha reclamado como parte de un documento histórico. A menudo mis obras son microhistorias de la realidad que crecen dentro de una posible ficción", explica. Las últimas las vemos ahora en la primera exposición individual en nuestro país, comisariada por Juan de Nieves en el MUSAC de León, titulada Un lugar para un único individuo.
La selección de obras que presenta, todas de 2013, esconden muchas de las claves de su trabajo. Su medio es el cine y su material de trabajo la historia, la geopolítica y la literatura. En sus obras, nada es literal. El espectador está llamado a adivinar, suponer y establecer relaciones entre historias mediante hipótesis. A convertirse en actor. Rosa Barba trabaja con dar y quitar información, ofreciendo mensajes cifrados entre las imágenes de sus filmes y esculturas. Como Tacita Dean o Matthew Buckingham, aborda la importancia del discurso en formato celuloide frente al digital, ofreciendo nuevas vías de estudio.

La arquitectura es otro rasgo fundamental: "La del MUSAC, tanto el interior como los patios, son parte de mi propuesta. Digamos que edité los espacios del museo como si fueran películas. Son espacios que respiran, que tienen vida", explica.
-¿Son, pues, sus películas como novelas?
-Sí, podría ser una buena comparación, salvo que mis películas no son secuenciales. El tiempo nunca es cronológico. Voces (2013), por ejemplo, una pieza sonora ubicada en el patio del MUSAC, alude al nombre de un pequeño pueblo de la zona de Las Medulas, en León. Es una conversación en tiempos diferentes sobre historias de tradición oral de la región. Como en el juego, dicha historia va siendo contada de una persona a otra, acumulando los errores cometidos cada vez que el mensaje es transmitido, por lo que al final tenemos una versión nueva de la original. Me interesa cómo nuevas ideas pueden referirse a momentos históricos y cómo pueden abrir nuevas lecturas del pasado. Es como escuchar una voz que constantemente reformula lo que está diciendo, pidiendo al espectador que tome una posición. La deriva es una posibilidad.




 La exposición permanecerá en el MUSAC hasta el 9/6/13

 





 

Mucho tiene que ver el escritor británico con sus obras. Como sus novelas, también ella describe paisajes mentales con una narrativa de fuerte carga mítica y psicológica, releyendo la Modernidad desde el prisma de hoy. "Me gustan esos breves momentos que no entran en la Historia, esos pequeños instantes, fugaces, que no han sido procesados todavía, que nadie los ha reclamado como parte de un documento histórico. A menudo mis obras son microhistorias de la realidad que crecen dentro de una posible ficción", explica. Las últimas las vemos ahora en la primera exposición individual en nuestro país, comisariada por Juan de Nieves en el MUSAC de León, titulada Un lugar para un único individuo.
La selección de obras que presenta, todas de 2013, esconden muchas de las claves de su trabajo. Su medio es el cine y su material de trabajo la historia, la geopolítica y la literatura. En sus obras, nada es literal. El espectador está llamado a adivinar, suponer y establecer relaciones entre historias mediante hipótesis. A convertirse en actor. Rosa Barba trabaja con dar y quitar información, ofreciendo mensajes cifrados entre las imágenes de sus filmes y esculturas. Como Tacita Dean o Matthew Buckingham, aborda la importancia del discurso en formato celuloide frente al digital, ofreciendo nuevas vías de estudio.

La arquitectura es otro rasgo fundamental: "La del MUSAC, tanto el interior como los patios, son parte de mi propuesta. Digamos que edité los espacios del museo como si fueran películas. Son espacios que respiran, que tienen vida", explica.
-¿Son, pues, sus películas como novelas?
-Sí, podría ser una buena comparación, salvo que mis películas no son secuenciales. El tiempo nunca es cronológico. Voces (2013), por ejemplo, una pieza sonora ubicada en el patio del MUSAC, alude al nombre de un pequeño pueblo de la zona de Las Medulas, en León. Es una conversación en tiempos diferentes sobre historias de tradición oral de la región. Como en el juego, dicha historia va siendo contada de una persona a otra, acumulando los errores cometidos cada vez que el mensaje es transmitido, por lo que al final tenemos una versión nueva de la original. Me interesa cómo nuevas ideas pueden referirse a momentos históricos y cómo pueden abrir nuevas lecturas del pasado. Es como escuchar una voz que constantemente reformula lo que está diciendo, pidiendo al espectador que tome una posición. La deriva es una posibilidad.





 


El Sur (Estrella "lo ha hecho por mí" baile del padre y la hija primera comunión)



En er mundo es el título de la pieza que bailan el padre y la hija durante el banquete de primera comunión. "Lo ha hecho por mí". El verbo se hace carne y la música se hace verbo. "La música no es algo que nace, mama o surge; la música es un nacimiento, un manar y un surgir"... En er mundo... yo viví en la parte izquierda, nos dice Fernando, que bien podría ser un escritor de epifanías, pero que huye de los estribillos, lleva a los niños a la fosa/ si van a cuarteles y centros comerciales que lean los nombres en os muros. Ahora que la palabra tiene en la palabra su mayor enemiga este Penúltimo danzante sigue viviendo en la parte izquierda, donde las cuentas del alma y las espaldas cargadas de memoria, donde el corazón bombea, luego la sangre fluye... el poeta no puede quedarse dentro...

MARTA MARÍA LÓPEZ

 
LA GOTERA
 
La casa tenía una gotera que caía- plot, plot, plot- sobre el fregadero y sonaba metálicamente igual que el corazón de un hombre de hojalata. Pensaban que era el ruido el que no les dejaba dormir, ni leer, ni hacer el amor. Pusieron un vaso debajo de la gotera. Sonaba distinto-plin,plin, plin-,casi desde lejos, como si estuviera cayendo al otor lado de las paredes de su casa. Era más llevadero.
Poco a poco el vaso se fue llenando. Mientras leían cuentos tristes se imaginaban cómo iba iba llenándose. Gota a gota. Al mismo tiempo que trataban de dormirse, sin conseguirlo, contaban la gotas como quien cuenta ovejitas durante el insomnio. Se besaban, hacían el amor mecánicamente y el ritmo de la gotera se transformaba en el diapasón de sus torpes movimientos. Pero un día la gotera dejó de sonar-silencio-y volvieron a leer y a dormir. Y a escucharse el uno al otro.
Se les quitaron entonces-definitivamente-las ganas de hacer el amor. A veces él susurraba al oído de ella:"plot". Otras veces era ella la que se acercaba a la oreja de él y murmuraba:"plin". Pero nada.
 
Lugares que nos habitan, Marta María López, editorial Baile del sol
 
 
Durante muchos años Marta María López (Riberas, Soto del Barco, 1975) ha venido publicando cuentos y reseñas en dos blogs muy seguidos (Relataria y, últimamente, en El Desván de los Libros). El fruto de este trabajo previo es «Lugares que nos habitan», una colección de relatos breves que acaba de ver la luz en una de las editoriales independiente más respetadas del circuito nacional: Bailes del sol.

«Lugares que nos habitan» son historias sobre las relaciones conflictivas en los espacios más surrealistas de todos. Los relatos contenidos en este debut en las librerías beben a tragos en referencias lectoras.

Marta María López es profesora en el Instituto de Secundaria Ramón Menéndez Pidal de Avilés. Sus primeros textos salieron en la revista «Pretexto», que se editó en los pasados años noventa en la Universidad de Oviedo.
 

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal