Blogger Template by Blogcrowds

FERIA DEL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL

Spazi_espositivi8502
La última edición de la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia.
En Italia han nacido algunos de los personajes literarios que alimentan la imaginación de los niños desde hace década
Cuando uno piensa en literatura para niños le viene a la cabeza la tradición de cuentos del norte de Europa y los paises anglosajones. Pero Italia, país invitado en la próxima Feria del Libro de Madrid, es desde hace décadas una gran potencia en el mercado infantil y juvenil. No en vano se celebra en Bolonia la feria más importante del sector. En este post recogemos algunas de las grandes aportaciones de los autores italianos a las letras infantiles a lo largo de la historia.



Pinocchio
PINOCHO. Sin duda el personaje más universal, se publicó en un periódico semanal Il Giornale per bambini en 1882 y 1883. Una vez más Walt Disney, con su película de 1940, ayudó a popularizar Las aventuras de Pincho, de Carlo Collodi. Y, como como contábamos el otro día hablando de Mary Poppins, se azucaró en exceso la trama. Pues en la cinta Gepetto no era un gruñón sino un abuelo entrañable; el grillo aparece intermitentemente y han desaparecido pasajes, como cuando Pinocho es testigo de su propia muerte. No hay año que en España no aparezcan un puñado de nuevas ediciones, más o menos fieles. De la original Castalia ySiruela publicaron sendas traducciones en 2011 y en versión pop-up en Piruleta y MacMillan.





Corazon
ENRIQUE/ MARCO. 
A un niño español del siglo XXI no le suena de nada un libro titulado Corazón (1886, diez años después de la proclamación de Humberto I) y, mucho menos su autor, el socialista Edmundo de Amicis, comprometido con la reunificación de Italia. Pero si se le habla de la serie japonesa Marco, basada en el cuento más extenso y conocido, la cosa cambia. El original -dicen que fue el libro favorito de Charles de Gaulle-, tiene forma de diario y en él que Enrico, un alumno de una escuela de Turín, cuenta su vida en un tono emotivo. Para muchos es una de las primeras ocasiones en las que un libro se utilizó como instrumento educativo cargado de ejemplaridad para formar a los más jóvenes. A principios del franquismo en España estuvo prohibido por su falta de sentido religioso. Gadir acaba de reeditar Marco de los Apeninos a los Andes con una edición cuidadísima como todas las suyas y en 2009 rescató del olvido Corazón, con prólogo de Luis Mateo Díez. En ambos casos se incluyen las ilustraciones originales de Ferraguti, Nardi y Sartorio. En la feria madrileña se celebrará el viernes 8 de junio una mesa redonda La literatura italiana contada a los niños, organizada por Gadir.

Sandokan
SANDOKÁN. Son muchos los lectores nacidos en el XX que reconocen haberse iniciado en los libros gracias a las aventuras de Emilio Salgari. Así lo contaba el filósofo Fernando Savateren este periódico al cumplirse el pasado año cien años de su suicidio: "no olvido los mares y las selvas de Salgari, sus peligros y travesías que me educaron, sus tigres y sus árboles gigantescos en cuyo tronco hueco podía refugiarme. ¡Y la Montaña de Luz!". El veronés, que murió arruinado, fue un auténtico superventas en toda Europa, alcanzando los 100.000 ejemplares vendidos de muchas de sus 84 novelas. Once de ellas -escritas entre 1882 y 1911- con el príncipe Sandokán, convertido en un pirata dispuesto a vengarse de los británicos, como protagonista. La serie de televisión y las adaptaciones al cine ayudaron también a que entrase en la leyenda. La Galera acaba de editar un Sandokan con ilustraciones de Javier Andrada.


Stilton
GERONIMO STILTON. Es el menos italiano de todos los personajes. Ya tan sólo el nombre de este rodedor metido a director de periódico -Stilton es un queso británico- da idea de su vocación internacional. Es la gallina de los huevos de oro desde que en 2000 Elisabetta Dami idease estas aventuras: 47 millones de ejemplares vendidos, a los que se suman los libros protagonizados ahora por su parentela. Asombra por su estética y su narración, que se interrumpe con preguntas, elementos interactivos, colores y distintas caligrafías. Como su autora -a quien ayuda un séquito- prefiere mantenerse en el anonimato, es el ratón que edita Destino Infantil quien firma en Sant Jordi y la Feria del Libro de Madrid.

(Elisa Silió, PAPELES PERDIDOS)

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal