Blogger Template by Blogcrowds

PIERRE GONORD


La Biblioteca de fotógrafos españoles, dentro de la colección PhotoBolsillo de La Fábrica editorial, dedica su nuevo número al fotógrafo francés residente en España desde 1988, Pierre Gonnord.

El libro reúne cincuenta y seis fotografías a color realizadas entre 2003 y 2010 de las series Regards, Far West, Utópicos, Testigos y Terre de personne.

Retratos ‘crudos y poderosos’, según informó la editorial, que remiten a referencias pictóricas y plasman la esencia del personaje de manera ‘dramática’.

El libro está prologado por Lorena Martínez de Corral

110 páginas. P.V.P. 12,50 €. ISBN: 978-84-15303-40-4



Tras las fotografías de Pierre Gonnord (Chalet, 1963) no hay preámbulos ni grandes experimentos. No hay ideas preconcebidas ni artificio. Tampoco hay modas ni antropología. Ni siquiera una formación académica convencional. Lo que hay, dice el artista, es “contemplación activa”. 
Empezó con la fotografía de manera autodidacta y haciendo fotos, dice, “mirando”. Desde niño se define como un “coleccionista de información”. Las imágenes que recortaba de Le Monde y Liberation y que luego guardaba como tesoros ya aludían a su obsesión por el ritual fotográfico. En aquellos años, los setenta, París estaba en plena ebullición fotográfica. Explica que paseaba a menudo por el entonces Centro Nacional de Fotografía, hoy convertido en el Palais de Tokyo, donde aprendía de clásicos como Cartier-Bresson. Con él parece compartir el rigor en la composición y esa inusual capacidad para la observación.
 “La primera cámara la tuve muy tarde, cuando llegué a Madrid, hace doce años. Un año después, en 1998, llegó mi primera exposición dentro de PHotoEspaña. A partir de ahí empecé a hacer retratos a gente de mi alrededor”. Ese fue el comienzo de su gran proyecto sobre el rostro humano, mirando a la juventud de su entorno inmediato y, poco a poco, acercándose a gente que está al otro lado del éxito y del bienestar, personas insensibles a las modas y a los códigos sociales de consumo. Vagabundos, presos, monjes, indigentes, enfermos mentales, ciegos, geishas, yakuzas... Un microcosmos de minorías, etnias y vidas singulares que Gonnord retrata más allá de la apariencia en una relación vivencial en la que es a la vez filtro y esponja.
“El retrato, como el paisaje, no es una realidad, sino una visión. El rostro puede ser una idea, un campo desde donde decir muchas cosas. Mis personajes son un poco rebeldes, con mucho carisma y vidas peculiares. “

De la entrevista realizada por Bea Espejo en El Cultural 11/12/2009

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal