Blogger Template by Blogcrowds

LA ESCRITORA Y EL ARQUEÓLOGO


Contraer matrimonio con un viajero no siempre implica la aceptación de una vida solitaria. Lo demostraron Max Mallowan y Agatha Christie. Él, arqueólogo en Oriente Medio; ella, escritora de novelas de misterio. Pero hay otro dato más relevante: el hombre, 25 años; la mujer, 40. Se conocieron cuando la dama visitó unas excavaciones en Iraq de la mano de Leonard Woolley. Surgió el amor repentino y contrajeron un matrimonio que devino en el hazmerreír de la sociedad británica. Agatha acababa de atravesar su famosa locura de los diez días: encontraron su coche abandonado, con las puertas abiertas, en medio de la nada. Nadie sabía dónde estaba. Se habló de secuestro, de asesinato, de fuga. La escritora misma convertida en una novela de misterio. Pero a los diez días la localizaron en un hotel donde se había inscrito con el nombre de la amante de su primer marido. Ella dijo no recordar absolutamente nada. Fue la noticia del momento: Christie ha enloquecido. Algunos dijeron que lo había hecho para asegurarse de que todo el Imperio Británico se enterara de que su esposo era
un hombre infiel. Nunca se supo la verdad, pero la sospecha de la locura quedó en el ambiente. Porque, además, al poco tiempo la escritora se casó con un hombre quince años más joven. Fue la segunda noticia del momento: Christie, asaltacunas. Pero el amor duró cuatro décadas. Por tanto, un amor verdadero. Tan verdadero que Max sólo pudo sobrevivirla dos años. Pese a ser todavía joven, la soledad aceleró su proceso de envejecimiento y lo convirtió en un objeto bajo tierra. Como los que él desenterró durante toda su carrera.
Para entonces la sociedad británica ya no reía y los chistes del principio devinieron en historias de amor entre viajeros empedernidos. Como aquélla según la cual Agatha preguntó en cierta ocasión a su marido: “¿Por qué estás con una vieja como yo?”. Y Max Mallowan respondió como sólo puede responder un caballero británico: Soy arqueólogo, querida. Cuanto más vieja seas, más te querré”.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal