Blogger Template by Blogcrowds

JOSÉ HIERRO

Me acuerdo de los árboles de Dublin.

(Imaginar y recordar
se superponen y confunden;
pueblan, entrelazados, un instante
vacío con idéntica emoción.
Imaginar y recordar…)
Me acuerdo de los árboles de Dublín…

Alguien los vive y los recuerdo yo.
De los árboles caen hojas doradas
sobre el asfalto de Madrid.
Crujen bajo mis pies, sobre mis hombros,
acarician mis manos,
Quisieran exprimirme el corazón.
                                                                                     No sé si lo consiguen...






Imaginar y recordar…
Hay un momento que no es mío,
no sé si en el pasado, en el futuro,
si en lo imposible… Y lo acaricio, lo hago

presente, ardiente, con la poesía.



No sé si lo recuerdo o lo imagino.
(Imaginar y recordar me llenan
 el instante vacío.)
Me asomo a la ventana.
Fuera no es Dublín lo que veo,
sino Madrid. Y dentro, un hombre
sin nostalgia, sin vino, sin acción,
golpeando la puerta.



Es un espectro
que persigue a otro espectro del pasado:
el espectro del viento, de la mar,
del fuego -ya sabéis de qué hablo-, espectro

que pueda hacer que cante, hacer que vibre

su corazón, para sentirse vivo.






lIBRO DE LA ALUCINACIONES: Teoría y alucinación de Dublin

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal