Blogger Template by Blogcrowds

LA CUESTIÓN



Trasteando por aquí y por allá, encontré días atrás una entrada en Libro de notas. La entrada no es reciente, pero sí muy actual. ¿Buena literatura? ¿Lectura de entretenimiento? ¿Quién lo define? ¿Leer cualquier cosa, sin un criterio claro, es mejor que no leer? ¿Existe una literatura con mayúsculas y otra con minúsculas?
No voy a entrar en ese debate, tantas veces expuesto. Sólo quiero transcribir la siguiente fábula de Iriarte:

El asno y su amo

Quien escribe para el público, y no escribe bien, no debe fundar su disculpa en el mal gusto del vulgo

«Siempre acostumbra hacer el vulgo necio
de lo bueno y lo malo igual aprecio;
yo le doy lo peor, que es lo que alaba».
De este modo sus yerros disculpaba
un escritor de farsas indecentes;
y un taimado poeta que lo oía,
le respondió en los términos siguientes:
«Al humilde jumento
su dueño daba paja, y le decía:
'Toma, pues que con eso estás contento'.
Díjolo tantas veces, que ya un día
se enfadó el asno, y replicó: 'Yo tomo
lo que me quieres dar; pero, hombre injusto,
¿piensas que sólo de la paja gusto?
Dame grano, y verás si me lo como'».

Sepa quien para el público trabaja,
que tal vez a la plebe culpa en vano,
pues si, en dándola paja, come paja,
siempre que la dan grano, come grano.


Leer o no leer: ésa es la cuestión.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal