Blogger Template by Blogcrowds

I CONCURSO DE MICRORRELATOS

La Asociación Amigos de la Biblioteca de Asturias "Ramón Pérez de Ayala" convoca el I Concurso de Microrrelatos con el objetivo de promover y alentar el trabajo de los escritores.
El premio para el relato ganador consistirá en libros.
El plazo de presentación vence el 21 de abril de 2009. Durante el día 22 todos los participantes deberán enviar un mensaje de correo electrónico a la misma dirección, indicando el relato que consideran ganador. El resultado de la votación se dará a conocer el día 23, coincidiendo con el día del libro.

Bases:
1) Podrán participar todos los autores mayores de 18 años.
2) La extensión de cada microrrelato no excederá de 100 palabras, título no incluido. Tema libre. 3) Los concursantes enviarán los relatos por correo electrónico. Cada relato irá firmado con seudónimo y se adjuntará un archivo con los datos personales.
4) La dirección donde enviar las obras es:
mailto:hdeletras2009@gmail.com

1 comentarios:

MERCADO

Cabizbajo, para ocultar su mirada resentida y húmeda, dio una patada a un cesto de manzanas. Rodaron media docena por el suelo. Ni una mota de polvo se metió entre las uñas de sus pies: ya no cabían más. Hoy cumplía siete años. Se adentró en el bosque prohibido para que no le encontraran. Sólo un perro vagabundo le siguió con la mirada. Cuando el chiquillo moreno de túnica blanca y andrajosa desapareció entre los árboles, aulló.

Autor: Pinturas de exterior
15 de abril de 2009



TODO A CIEN

Desde la distancia de veinte metros, cargada, se acercaba como un antiguo barco, lenta y fatigada.
-¿A dónde vas con tantas bolsas?
-Chica, entré en el nuevo Todo a Cien que han abierto junto a la farmacia y no sabes la de cosas que tienen. De todo, lo que pidas. Llevo unos cuantos chismes para la cocina y algunos adornos para el salón. Es una maravilla. Y los precios, ni te cuento. Mira, mira...
-Pero ¿de verdad necesitas todas estas cosas?
-Bueno, no, pero son baratísimas. Nunca se sabe, a lo mejor cualquier día las uso. Además ¡es tan divertido comprar!

Alcides
16 de abril de 2009



UNA MALA PASADA

Llevaba quince días viendo mujeres desnudas.
Correteaban fuera y dentro de su mente como prodigios livianos.
Si se duchaba, el vaho del espejo y el albornoz se la jugaban: Allí le esperaba una diosa.
También la brocha de afeitar y el ojal del chaleco se le insinuaban.

Enfiló al volante una calle soleada.
El triángulo del ceda el paso se convirtió en un tanga.
Se le nublaron las coordenadas.
Aceleró.

Entró rápidamente en la gloria.

Calpurnia
21 de abril de 2009



AL CALOR DE UN CUENTO

El final del tercer cuento de la noche no era el que mi hijo esperaba pero me di cuenta demasiado tarde. Abrió sus ojos cansados y, en una súplica que recogía todas las ilusiones atesoradas en un día de hambre y frío -¿de dónde extraía el color?-, me pidió otro más. Busqué en mi memoria historias heredadas, robadas, soñadas. No me quedaba aliento para la imaginación. Giré la cabeza, dibujé una pregunta en mis labios –ayúdame Sara- y creí ver su silueta. Sólo encontré su mecedora, vacía, siempre inmóvil.

Manel Inguanzo
21 de abril de 2009



¿EL PESO DEL ALMA?

Era como un ovillo de lana, tan sólo quinientos gramos. La palma de una mano podía cobijar la separación; mAs los ojos llenaban un océano.
El tiempo fue pasando y su mirada contenía los días, meses y años de cuatro personas.
Mudo, en sus tres kilos, parecía embutirse de cada cual. Siendo la sombra del que partía en medio de sus enseres y sellando los ojos del que quedaba bebiendo sus lágrimas.
A veces pensaba, debes de ser la reencarnación de alguien muy especial.
Por eso aquella confusa mañana, al expirar en mis brazos, sentí todo el peso del alma.

Mimo
21 de abril de 2009



EMIGRACIÓN SIN RETORNO

Mientras me abalanzaba sobre ella para aislarla del resto, me llegó el recuerdo de la primera vez. En aquella época, mediados los años sesenta en un pueblo castellano, los niños ayudábamos en la tarea de esquilar ovejas. Yo sujetaba una, asiéndome a la lana de su lomo, cuando me volteó contra una cancela de la majada.
Hoy fue el último día de trabajo antes de mi jubilación como pastor de esta "Cooperativa de Lana SA", en este pueblo del desierto australiano. Vine aquí buscando fortuna, y la rutina aplanó mis sueños.
Sufrí de soledad y lejanía, pero no quiero regresar:
Intuyo que no encontraré nada del pasado, y querré volver a esta acogedora tierra de nadie.

Cronista oficial del Barrio Arriba
21 de abril de 2009



BANQUETE DE LIBROS

Estaba sentada en mi vieja tumbona azul, mis pies descalzos acariciaban una hierba templada por un sol de primavera y en mis manos un libro rosa fucsia y marrón intenso parecía una gominola gigante.
Creo que por eso una inquieta mariposa se posó en él para darse un banquete muy dulce.
Me quedé mirándola y me invitó a subir en sus alas onduladas.
Se dirigía hacia el Bosque del Libro. Me dejé llevar y de repente aparecieron: libros y libros colgaban de los árboles mientras niños con enormes zancos intentaban alcanzarlos .Serían sus amigos del futuro.

Seudónimo: Gominola
21 de abril de 2009



APARIENCIAS

Al abrirse el ascensor, suspiramos aliviados. Salimos despacio, calibrando nuestros pasos. Esperaba no encontrarme con ellos jamás. Sin embargo, al tratarse de un edificio público fuimos requeridos para recibir una especie de homenaje. Creí que nadie más asistiría, pero allí estaban todos: la chica joven, la mujer madura, el anciano y el otro hombre. Cuando el oficiante dijo que "enaltecía nuestra actitud al soportar estoicamente ocho horas de encierro", levanté la vista hacia los otros. Volví a mirar al suelo cuando descubrí el extraño pliegue que formaba el vestido de la chica a la altura de su pezón derecho.

Antid Oto
21 de abril de 2009



EL ENCARGO

Tenía un encargo. Esto era algo sagrado para una persona como yo.
El sujeto no importa, ni si es hombre o mujer. Investigo sus horarios, su estilo de vida…
El trabajo lo realizo con limpieza.La sangre no debe de derramarse si no es por una causa justificada…
El infortunio tiñe a veces mi camino, y no mato a uno; Dos; sino hasta tres personas, como aquella vez en Bostón…Pero esa es otra historia…
Después de la investigación solo tengo que esperar el sitio oportuno, sin testigos que me evidencien.
Solo al final me asoma una sonrisa de satisfacción, cuando finalizo un crimen perfecto.
Ana Zar
21 de abril de 2009



PALABRAS DE AMOR

La cucaracha trepó como un rayo por encima del rimero de prensa caducada. Llevaba 26 meses sin deshacerme de un periódico. Temía que pusiese un anuncio en la sección de CONTACTOS sin percatarme. Releía cada ejemplar concienzudamente en una actividad febril. Reduje mis necesidades vitales al mínimo: dormir sólo una hora y hacer una comida. El objetivo final exigía estos nobles sacrificios. Un domingo lo vi: “Dama de edad indefinida busca joven con el que poder compartir la eternidad”. Después de leerlo, saqué mi mejor traje del baúl y preparé la soga.

Maelstrom
21 de abril de 2009 17:10

14 de mayo de 2009, 23:56  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal