Blogger Template by Blogcrowds

BLOOMSDAY 2011


El señor Bloom pasaba perezosamente páginas de Las terribles revelaciones de María Monk, y luego de la obra maestra de Aritóteles. Impresión torcida y echada a perder. Ilustraciones: niñitos encogidos en bola dentro de úteros rojos de sangre como hígados de vacas del matadero. Montones de ellos así en ese momento por todo el mundo. Todos golpeando con los cráneos para salir de ahí. Un niño nacido cada minuto en algún sitio. La señora Puregoy.
Dejó a un lado los libros y echó una ojeada al tercero: Relatos del ghetto, por Leopold von Sacher Masoch.
-Ese lo he leído-dijo, empujándolo a un lado.
El vendedor dejó caer dos volúmenes en el mostrador.
-Estos dos sí que son buenos- dijo.
A través del mostrador llegaron cebollas de su aliento saliendo de su boca echada a perder. Se inclinó para hacer un paquete con los otros libros, los abrazó bajo el chaleco abotonado y se los llevó detrás de la sucia cortina.
Ulises de James Joyce  Traducción de J.M. Valverde Tusquetes editores

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal